Las consecuencias de realizar una mala selección | Mandomedio.com

Para todas las organizaciones el principal valor debiese ser su capital humano, por esto es importante formar equipos de trabajo que sean capaces de lograr objetivos en conjunto, sobrellevar las responsabilidades e impregnarse de los valores de la compañía. Sin embargo, al momento de incorporar a un nuevo colaborador a la empresa, ¿Hacemos lo suficiente para evitar las consecuencias de realizar una mala selección? 

 

Es que debemos partir desde la base de que no tener un buen método de selección y reclutamiento puede desatar algunos errores que provocarán consecuencias dentro de la organización como por ejemplo pérdida de dinero, imagen, tiempo e incluso de clima laboral. 

 

Proceso de selección

 

La importancia de gestionar la selección radica en que esta área apoya la gestión de personas, de modo que puedan trabajar para lograr las metas de la organización. Junto con ello, los Recursos Humanos de toda organización constituyen su activo más valioso, por eso es crítico seleccionar a las personas que tengan el grado apropiado de conocimientos, aptitudes, comportamientos y valores, para satisfacer las demandas de la organización, y que además aporten a la identidad institucional.

 

Además, el principal error que se comete es no definir de forma correcta el perfil para cubrir el puesto que se está buscando. Por ejemplo, en ocasiones se filtra a los candidatos solo por experiencia o por nivel de formación académica, sin tener en cuenta otras aptitudes o habilidades sociales que en un futuro pueden provocar conflictos dentro de la empresa. 

 

Otro punto importante de destacar es la rotación de personal, ya que es común que esto resulte como consecuencia de insatisfacción. Sin embargo, existen otros factores que influyen como por ejemplo los intereses personales o la actividad académica que tenga. Por esta razón, el impacto que recibe la parte económica y administrativa de la organización es directa, por el tiempo y dinero que se invierte tanto en la contratación como en la capacitación del equipo humano. Además, provoca un retraso en el cumplimiento de objetivos del área o de la propia empresa.

 

“Una mala selección tiene una repercusión e impacto directo en el crecimiento y ganancias de la empresa.” señala María de Atucha, Gerente de Selección Mandomedio.

 

También es importante destacar que por una urgencia o necesidad de cubrir una vacante dentro de la organización se puede contratar personal que no posean las aptitudes o habilidades necesarias para incorporarse a la compañía. Por lo tanto, el principal costo de tomar una decisión apresurada se verá reflejado tanto en la producción como en la rentabilidad de la empresa. 

Asumir costos

 

“Los costos para la empresa son muy altos si se realiza un mal proceso de selección, es necesario tomarse un tiempo adecuado para realizarlo. Las pérdidas para la empresa pueden ser muchas, entre ellas: una alta rotación generando un retraso en el cumplimiento de los objetivos de la empresa. Así como también repercusión en el clima laboral, si se contrata a un colaborador que no se adapta al equipo por cultura o desempeño.” señala María de Atucha.

 

“La consecuencia de una mala selección es incorporar a la empresa a personas que no estén alineadas con la estrategia, mermando con ello la posibilidad de fortalecer la misión organizacional. Adicionalmente, se aumentaría el desgaste laboral de trabajadores que no cuentan con las competencias adecuadas para desempeñarse en un cargo, se disminuiría la retención de talentos y aumentaría la incertidumbre y rotación laboral. En conjunto, podrían existir pérdidas por falta de productividad y por la indemnización al tener que despedir a un trabajador; en caso de profesiones críticas, la empresa podría verse expuesta a demandas por procedimientos mal hechos. Por ello, es clave la selección, de manera de identificar a personas talentosas que resulten claves para la empresa, por cuanto ellas contribuirán a mantener la ventaja competitiva y al logro de los objetivos organizacionales.” Señala Paula D’ Ardaillon, Jefa Área de Evaluaciones Mandomedio.