¿Se puede pensar en un objetivo más universal entre los headhunters corporativos que ser reconocido como un reclutador estratégico? Ser clasificado como estratégico significa tener un impacto a más largo plazo en los objetivos de negocios estratégicos corporativos, e ir más allá de simplemente cumplir con sus objetivos de reclutamiento mensuales.

Aunque no hay nada de malo en ser un reclutador táctico, ser reconocido como un headhunter estratégico significa que se ha destacado como profesional y que está haciendo una contribución significativamente mayor a su equipo y empresa.

Alcanzar este estado es, en mi experiencia, algo que menos del 20 por ciento de todos los headhunters corporativos realmente logran. Por lo tanto, si desea ir más allá de simplemente «llamarse a sí mismo un headhunter estratégico», a continuación encontrará una lista de puntos de referencia medibles que usted y otros pueden usar para evaluar qué tan cerca está de este valioso estado.

 

Los 10 principales factores para convertirse en un reclutador estratégico

 

Los headhunters estratégicos sirven como asesores de talento El objetivo final de cualquier headhunter estratégico es servir, al menos a tiempo parcial, como un asesor de talento, un rol de talento más amplio, que se extiende más allá del reclutamiento para incluir responsabilidades de consultoría proactiva con énfasis adicional en ayudar a los gerentes a evaluar y satisfacer las necesidades futuras de talentos, mejorar el movimiento interno y la retención de talento.

También significa que dentro de su función de reclutamiento usted toma la iniciativa de recomendar cambios en estrategias, métricas y herramientas.

Los headhunters estratégicos toman decisiones basadas en datos Históricamente, muchos reclutadores estratégicos fueron tomadores de decisiones intuitivos. Eso ya no es posible en el entorno de datos de la actualidad.

Los reclutadores estratégicos construyen su credibilidad entre los gerentes de contratación al proporcionar datos que muestran que han utilizado las fuentes más efectivas, la investigación de mercado, las herramientas de evaluación y los enfoques de venta.

Los reclutadores estratégicos también se esfuerzan por proporcionar métricas tanto predictivas como prescriptivas para los problemas de reclutamiento actuales y futuros.

¡Continúe leyendo aquí!