“Es fundamental que los instrumentos que se utilizan para seleccionar nuestro equipo de trabajo cuenten con la validez suficiente, entendiendo que estos profesionales entregarán la productividad para que la empresa crezca y sea cada vez más sólida”, Paula D’Ardaillon, jefe de área Evaluaciones de Mandomedio.
 

Buscar instrumentos más certeros para lograr predecir el desempeño de un candidato y hacer un proceso más objetivo son algunas de las razones por las que diferentes empresas han decidido dejar atrás el uso de test proyectivos (Luscher, Zulliger y Rorschach) para la selección de profesionales, privilegiando técnicas de evaluación enfocadas en medir rasgos de personalidad.

¡Continúa leyendo este artículo aquí!