Blog: El mejor candidato para tu empresa | Mandomedio Perú

Conoce cuál es el mejor camino si no eres especialista

 
Un proceso fundamental para toda empresa es la forma de seleccionar a los nuevos colaboradores. Se trata de una decisión tan importante que no se recomienda tomarla a la ligera o aceptar a alguien solo por ser “recomendado”. 
 
Hoy ya no se evalúa solamente la especialización de un profesional, sino que también se consideran el perfil personal y los valores de cada candidato. Además, influyen otros factores como el proceso de adaptación, el funcionamiento de un área o el cumplimiento de los objetivos. Considerando todo esto, ¿Qué lineamientos debe seguir una empresa para contratar al profesional correcto?
 
La definición de competencias es la primera etapa de este proceso, y es importante considerar los diferentes tipos que el colaborador necesita: algunas de ellas son transversales para todos los integrantes de la empresa, mientras que las denominadas “específicas” varían según el perfil que necesitan cubrir. 
 

Para Sandra Fritz, Jefa de Evaluaciones de Mandomedio Perú

Por lo general “las empresas cuentan con una descripción del cargo y un diccionario de competencias establecidos para todos los colaboradores de la compañía, así como para cada área y cargo”. Un ejercicio sencillo para solucionar la ausencia de esta base es la coordinación con los jefes de cada área, para identificar cuáles son las habilidades y competencias requeridas que se esperan del nuevo colaborador. 
 
Es importante recalcar que estas características pueden variar dependiendo del cargo. “Por ejemplo: para un operario se puede exigir responsabilidad, capacidad de aprendizaje, orden y calidad; mientras que para un gerente será necesario contar con toma de decisiones, manejo de conflictos, visión estratégica, entre otros”, afirma la ejecutiva.
 

¿Qué herramientas puedes utilizar?

 
Dentro del proceso de selección, la evaluación permitirá indagar las capacidades laborales de un candidato para un cargo. Se pueden utilizar las entrevistas por competencias y los test psicolaborales presenciales y online, que nos pueden dar información de personalidad, de inteligencia, comportamiento, valores, etc.. Si se requiere, estas se pueden complementar con pruebas cognitivas y técnicas.
 
Es importante resaltar que la principal diferencia entre las pruebas presenciales y virtuales es una mayor rapidez en el tiempo de respuesta de una prueba on line; sin embargo ambas brindan información valiosa para identificar aspectos del evaluado. En ese sentido, si el proceso de selección requiere de tiempos acotados, los cuestionarios online nos permiten tener un ranking de candidatos de manera más rápida. Además, los aspectos que miden los cuestionarios y las pruebas presenciales también podrían variar.
 
El resultado de estas metodologías avalarán y respaldarán al contratar a una persona, siempre y cuando tomemos esta decisión con la seguridad que nos brinda el uso de herramientas como la entrevista por competencias y el apoyo de evaluaciones psicolaborales. De esta manera, podremos contar con profesionales capacitados y acorde a la cultura organizacional de la empresa, lo que nos permitirá obtener mejores resultados en el corto y mediano plazo, que solo utilizando una  entrevista regular o por recomendación.