Crisis en Colombia: ¿Cómo afrontarla?

Cuando hablamos de crisis en una organización empresarial podemos determinar que estos son los momentos más dolorosos a los que se pueden enfrentar socios, accionistas, dueños del negocio y la administración de la compañía, pues, es considerada una etapa compleja, donde sobrevivir será el objetivo principal.

Es relevante hacer un análisis del por qué se llegó a esta crisis que se tenga en la organización y buscar soluciones o realizar cambios que hagan que esta situación se pueda fortalecer y arreglar.

Los momentos de crisis suelen ser altamente competitivos, es por eso por lo que cualquier distracción que se tenga puede costarle mucho dinero a una compañía y como consecuencia de esto se creará una situación de crisis que puede llegar a provocar pánico y nerviosismo en toda la organización.

 

Recomendaciones más importantes para el manejo de una crisis

 

No perder la calma

 

Ante una situación de crisis lo peor que se puede hacer es perder la calma o que se nos agote la paciencia, porque, esto puede hacer que se pierdan estas virtudes de todo líder y las decisiones comiencen a empeorar, se empiezan a tomar decisiones apresuradas y esto puede hacer que se hunda la empresa y no haya tiempo para enderezar lo que este sucediendo en el momento.

 

No quedarse pasmado

 

El hacer nada y esperar a que alguien haga algo o suceda un milagro no servirá de mucho, por el contrario, puede pasar que la situación se agrave más por la no colaboración de las personas que estén involucradas directamente con la generación del problema.

Así que es importante tomar acción de forma inmediata para así poder sopesar la situación caótica y comenzar a ver los resultados más rápidamente.

 

Se convierte en un reto para los niveles directivos

 

En un momento de crisis en cuando la experiencia y el liderazgo tomarán más fuerza y demostrarán que esta situación sea algo momentáneo, este también podrá ser aprovechado como aprendizaje y al mismo tiempo para poner en práctica diferentes habilidades con las que se puede contar en una situación como la que vive la organización.

En este momento es cuando se puede evidenciar que el problema se convierta en una oportunidad y que se pueda salir con las manos en alto así esta haya costado, sangre, sudor y lágrimas.

 

Contar con plan B

 

Hay momento en los que las circunstancias pueden estar rodeadas de pequeños detalles que pueden ir en contra del plan de acción inicial con que cuente la organización, por esta razón se debe tener en mente un plan B para así poder reaccionar y evitar que la crisis tome otro rumbo y pueda causar daños en la empresa con los que en su momento no contemos.

Las crisis siempre existirán, unas más graves que otras, lo realmente importante es el manejo de la crisis, pues, quien entra en pánico seguramente hará cosas que compliquen más la situación.

Es muy importante que en estas etapas sea acompañado por un coaching y/o la realización de un taller de manejo de crisis, serán excelente herramientas que acompañaran a los líderes de las organizaciones para tomar mejores decisiones, que contribuirán a resolver el problema y transformar una crisis en una situación de éxito dentro de la organización.