Enfrentarse a un proceso de búsqueda de trabajo siempre genera incertidumbre, especialmente cuando se trata de los controversiales y temidos test psicológicos o de las conversaciones que se sostienen con el reclutador, A través de estas evaluaciones los entrevistadores buscan evaluar aspectos de la personalidad de los candidatos para ver si se adecuan al perfil que requiere la empresa.

Los expertos sostienen que no existen preguntas malas ni buenas, pero es necesario prepararse antes e interiorizarse sobre la historia de la organización, sus valores y objetivos para demostrar que eres una persona curiosa y que tomas la iniciativa.

También, es necesario reflexionar sobre diferentes situaciones laborales que has vivido y analizar cómo fue tu comportamiento en ese momento. Debido a que una de las metodología que siempre se utiliza en esta instancia es la técnica de las preguntas flash back, que buscan rememorar situaciones pasadas partiendo del supuesto que toda conducta pasada es un predictor de una conducta futura. En este sentido, Paula D’ Ardaillon jefa de Evaluaciones de Mandomedio comenta cómo se aplica esta herramienta en las entrevistas:

“Las competencias serán evaluadas mediante la aplicación de preguntas flash back, llevando al entrevistado a recordar situaciones pasadas específicas. Una vez lograda la rememoración, el entrevistador procede a realizar preguntas focalizadas, centrándose en indagar en detalle la situación, el comportamiento presentado y el resultado que se obtuvo, todo  esto permite obtener detalles precisos acerca de las conductas pasadas del entrevistado.

La modalidad preguntas flash back entrega un alto porcentaje de certezas respecto de ajustes de un candidato que ocupará un determinado cargo, con esta información el entrevistado puede comenzar a definir si el potencial trabajador puede pasar a las últimas etapas del proceso.