Hay varios factores que son claves para conseguir un puesto de trabajo. Puede que cuentes con currículo completo y con una experiencia importante, pero existe un tercer componente que se convierte en un elemento que puede hacer que la balanza se incline: las referencias laborales.

 

Para muchas empresas es un requisito, especialmente en los cargos que son de mayor responsabilidad, debido a que sirve para contrastar y comprobar la información que se proporciona en una entrevista.

 

Para María de Atucha, gerente de selección y marketing de Mandomedio comenta que este punto no se debe dejar pasar, ya que la información mencionada es clave a la hora de seleccionar a un nuevo colaborador “Las referencias laborales al menos en la experiencia del área pesan en un 90%, por lo que hay que ser muy responsable al minuto de tomar una referencia. Cabe destacar que las preguntas que se hacen son para complementar la entrevista y/o para cuadrar algún punto que no haya quedado claro en ésta” también agregó “El chequeo de referencia es para validar datos, no reemplaza ni se asemeja a una entrevista psicolaboral, tiene otra función y se debe asegurar que efectivamente estamos hablando con el jefe de la persona” asegura la especialista.

 

Investigar la información de un candidato para estar seguro de que no mintió en su currículum, es el principal objetivo de las referencias. Además, se recomienda que la información de la persona que dará las referencias no esté presente en el currículum, porque no aporta valor en esta etapa, pero sí en los pasos siguientes.

 

Pero ¿Qué características deben cumplir las referencias para que sean validadas?  María de Atucha entrega algunas claves:

 

1.- Ser actuales: Necesariamente deben corresponder al trabajo actual, en el caso que se encuentren trabajando y tenga conversada su búsqueda.  De lo contrario, puede corresponder al último trabajo.

 

2.- Acuerdos: El candidato tiene que estar de acuerdo con la llamada que le realizará al jefe. Esto permite que pueda explicar, que el caso que haya existido algún roce el candidato o alguna mala experiencia, el evaluador pueda tomar en cuenta el antecedente.

 

3.- Número fijo de la empresa: Se debe chequear que el número que fue entregado como referencia, corresponda al número que aparece en la página web. Esto permite asegurarse que efectivamente se está llamando a la empresa y no a una casa o a otro lugar