Se puede opinar distinto al jefe y aquí te entregamos algunos tips.

Existen distintos estilos de liderazgo. A lo largo de nuestra vida laboral nos encontraremos con personas que serán receptivas a escuchar nuestras ideas e incluso estarán dispuestas a cambiar de opinión; Pero en algunas ocasiones, tendremos jefaturas que quizás no estarán llanos a oír nuestras sugerencias. En estos casos, la solución no es quedarse en silencio, sino buscar la forma de ser escuchados.

Como en toda relación debemos ser capaces de generar confianza; esto no implica que le contemos a nuestro jefe sobre nuestra vida privada, sino más bien cumplir con nuestro trabajo, responder en los tiempos que se nos solicita, dar un valor agregado a lo que hacemos, demostrar y ser profesionales íntegros, proactivos y comprometidos.

Si vas a dar ideas y te cuesta ser claro a la hora de plantearlas, detállalas y practícalas en tu casa antes, eso evitará que aumente tu nerviosismo. Si es necesario, anótelas en una libreta, así no se te quedará nada en el tintero.

Escucha atentamente lo que tu jefe quiere decir, esto es el fundamento de cualquier diálogo y buena comunicación entre las partes. Toma en cuenta los aspectos positivos de las ideas que tiene y luego das tu opinión al respecto, siempre como una sugerencia.

Cuando quieras decir algo negativo, primero debes destacar lo positivo y luego dar tu opinión. Por ejemplo: “Me parece es una buena iniciativa y siento que falta…”

Siempre, cuando vayas a exponer alguna nueva idea o decir que no estás de acuerdo con alguna medida que se implementará dentro de la compañía debes respirar y canalizar las emociones:

Si la medida que se quiere implementar te genera emociones negativas es mejor que durante un día la proceses, la analices y puedas encontrar alternativas distintas, cuando la emoción baje plantearlo.

Si tu jefe es reacio a escucharte, conserva la calma, busca el momento oportuno. Habla siempre en forma educada y no subas el tono de voz.

Es muy importante que a la hora de hablar con tu jefatura sientas confianza en lo que eres y quieres decir. Tu jefe es una persona que por rango jerárquico esta por sobre ti, pero de la forma correcta puedes demostrar tu interés en aportar de forma positiva al desarrollo de la compañía, lo que será bien recibido si sabes comunicarte en forma óptima.