Uno de los grandes desafíos de las empresas de hoy, es contar con líderes capaces – entendidos como jefaturas- que guíen a los equipos de una organización. Su actuar es clave para mantener la motivación de los colaboradores y cumplir las metas que se buscan, pero muchas veces las empresas comenten errores en los programas de desarrollo de líderes y no se preguntan qué es lo que realmente necesitan para lograr el éxito.

Según Trinidad Infante, coordinadora del área de Gestión de Personas de Mandomedio explica que las empresas cometen dos errores en sus programas “En primer lugar, cuando no se considera que el desarrollo de habilidades de liderazgo es un proyecto que involucra aspectos culturales de la organización, y solo se trabajan únicamente por cambiar determinadas conductas de liderazgo en la persona”

En tanto, el segundo punto está relacionado con los programas genéricos que no se vinculan con las necesidades de las organizaciones “Algunos programas de liderazgo que se aplican en empresas son programas estándares, que tienen un fundamento teórico sobre cómo deberían ser los líderes, pero no están alineados con la cultura de la organización donde se hacen” acota Infante,

La experta también aconseja que antes de comenzar a diseñar un programa de desarrollo y evaluación de líderes es de vital importancia preguntarse ¿Qué necesitamos de nuestros líderes para llegar a ser la empresa que queremos? A partir de esta interrogante se podrán delinear las bases de un proyecto que permita ser eficiente y exitoso.