Son múltiples los beneficios que entrega la capacitación en los empleados de una compañía. Este proceso de aprendizaje nutre a los trabajadores de nuevos conocimientos y desarrollo de habilidades, aspectos que son fundamentales para fortalecer la empresa.

Está comprobado que la capacitación permite generar oportunidades de empleabilidad, ayuda a ser más eficientes procesos productivos y motivar equipos con deficiente clima laboral. Asimismo, el entrenamiento genera compromiso en los trabajadores con la empresa y los incentiva a continuar desarrollando sus carreras profesionales.

Rodrigo Correa, gerente de Mandomedio Consulting fue enfático en señalar que las empresas deben estar permanentemente incentivando a sus trabajadores a mejorar y perfeccionarse “Las jefatura tienen que conocer las expectativas de los trabajadores, siendo claros en su direccionamiento, generando instancias de retroalimentación, jornadas capacitación y preocuparse de los colaboradores de manera relacional y de tarea”.

La necesidad de estar capacitando a los empleados, es una herramienta que debe perdurar en el tiempo, ya que los avances tecnológicos y las exigencias del mercado obligan a contar con trabajadores que conozcan y sepan de “lo último”.