Seguramente cuando Ud. lea esto, estará esperando las anheladas vacaciones También es probable que cuando comience las suyas sea uno de los miles de profesionales que no puede evitar leer su correo electrónico durante este tiempo de descanso.

Según recientes estudios de capital humano, el 48% de los profesionales no se desconecta del trabajo durante sus vacaciones. Por qué nos cuesta tanto hacerlo, qué factores influyen y cómo balancear la conexión con la oficina son algunas de las interrogantes más recurrentes en este período del año.

A juicio de Sandra Fritz, psicóloga y Jefa del Área de Evaluaciones de Mandomedio las variables que impiden una desconexión más profunda son la responsabilidad del cargo que se ejerce en la empresa, la relación con el back up o equipo con el cual se trabaja, ya que si éste es autónomo y de alto rendimiento, no es tan necesaria mucha preocupación.

“También influye directamente el compromiso que tiene el propio profesional con su trabajo, la importancia que le da a no cometer errores, no perder el control de las cosas, de que cuando uno regrese, no haya pasado nada grave. Depende mucho de la responsabilidad del cargo y si el cliente es interno o externo o si el rubro o industria es más flexible”, explica la psicóloga.

Por otra parte, Augusto Ovalle, Gerente Desarrollo de Carrera de Mandomedio comenta que por mucho tiempo también ha incidido la falta de seguridad que sienten algunos chilenos en el trabajo, “aunque las generaciones jóvenes lo están cambiando, pero, en general, la gente no se tiene confianza, salen de vacaciones pero están con un pie afuera y otro en el trabajo. Afortunadamente, cada día se suman nuevas empresas a la tendencia de promover entre los trabajadores una vida más equilibrada, en la cual se concilia el trabajo con la vida personal y familiar y en eso también van las vacaciones”.

Ahora bien, durante este período las bondades del celular se pueden transformar en el principal enemigo de un reparador descanso, ya que los ejecutivos tienen sus correos electrónicos en sus smartphone, acceso a redes sociales, grupos de Whats App con los compañeros de trabajo, etc.

“Actualmente todo está con mucho más acceso para todos. Antes uno iba a un ciber café si estaba esperando una respuesta importante, pero ahora tenemos toda la oficina a solo un clic, por eso es difícil no tentarte a tomar el celular y revisar”, comenta Sandra Fritz.

En caso que las responsabilidades propias del cargo no permitan desconectarse 100%, según los expertos de Mandomedio, lo ideal sería pactar una forma de mantener esa conexión, ya que eso permite dejar un espacio reducido de tiempo para revisar cosas de trabajo y así estar informado de lo que pasa. Solo responder lo urgente. De esta forma si ocurre algo grave la persona no queda con la sensación de que podría haber hecho algo y no lo hizo y al mismo tiempo la familia o los amigos no se inquietan, porque no puedan disfrutar juntos.