Consejos para una entrevista de trabajo | Mandomedio.com

Si es la primera vez o hace tiempo que no acudes a una entrevista laboral, ten en cuenta la importancia del cuidado de tu imagen, tu puntualidad y no ser ansioso, estos factores son determinantes en el proceso de selección. Aquí, otras recomendaciones que nos entrega Paula D’ Ardaillon, jefa área de evaluaciones Mandomedio.

 

  • Previo a la entrevista: pensar en los logros que has tenido en los trabajos anteriores, ideal que sean cuantitativos (por ejemplo: “en mi cargo anterior logré reducir en un 10% los tiempos de facturación”), pero también pueden ser cualitativos. Lo importante es tenerlos claro previo a la entrevista, para transmitir los logros o situaciones exitosas (y no tanto) de manera espontánea y con convicción.

 

  • Cuidar el lenguaje corporal, de forma de entregar una imagen abierta y honesta frente al profesional que entrevistará. Es recomendable mirar a los ojos, no cruzarse de brazos, no encogerse en la silla, sino que sentarse derecho y con posición de atención. Otras cosas que pueden ayudar es evitar jugar con el pelo, con la ropa o con accesorios.

 

  • Escuchar de manera atenta la pregunta que te realizarán. Por el apuro y los nervios, muchas veces uno no escucha la pregunta completa o responde otra cosa no atingente a lo que le preguntaron, lo que puede disminuir las posibilidades de puntuarlo bien en los aspectos que se están evaluando mediante esa pregunta.

 

  • Hablar de manera pausada, con orden en las ideas. Muchas veces, por interés de dar a conocer toda la experiencia, pueden empezar a hablar muy rápido, saltar de un tema a otro o mezclar cosas. Hay que evitar esto y ceñirse a lo que le preguntaron, expresándose de forma clara y precisa.

 

  • En muchas oportunidades se les preguntará “Cuénteme de una situación en la que tuvo que…. En estos casos es relevante que piensen en una situación en específico y respondan de manera clara y concreta. No basta con responder “Siempre me pasa eso”, sino que se espera “Recuerdo una situación que me pasó el año pasado, en la que…”. Esta es la mejor forma de hacer ver al profesional que lo evaluará que usted efectivamente cuenta con las habilidades para ejercer el puesto al que postula.

 

  • Cuidar el vocabulario que se usa. Evitar garabatos o excesivo uso de modismos.

 

Te aconsejamos que también repases estas notas para ayudarte a superar la entrevista laboral:

“Las típicas preguntas que tienes que estar preparado para contestar en una entrevista laboral”