El continuo mejoramiento de las competencias laborales es hoy una condición sine qua non para avanzar en un mundo globalizado y competitivo, tanto para los trabajadores como para las organizaciones.

Y así lo han ido entendiendo las compañías que, cada vez más, ven la capacitación de sus colaboradores como una inversión. En efecto, el impacto de ésta es mayor cuando está en línea con los objetivos de la empresa.

En la práctica, la capacitación no solo favorece la empleabilidad de las personas, sino que también la eficiencia, la productividad y competitividad de las organizaciones.

Continúe leyendo sobre este tema aquí: http://www.nexchannel.cl/Nex/noticias/noticia_pescrita.php?nota=17228065